Candados de combinación

Gracias a las distintas herramientas que nos ofrece el mundo de la cerrajería podemos conseguir resolver distintas situaciones en las cuales requerimos protección o seguridad. Existen distintos métodos para la solución, sin embargo estos métodos también pueden poseer variantes en su diseño, los materiales que usan o el mecanismo que emplean, con lo cual nos pueden ofrecer características que los hacen individuales y los diferencian unos de otros, para de esta manera cubrir la mayor cantidad de consumidores con distintas necesidades o problemas.

Un ejemplo de cómo pueden variar las herramientas son los candados, existen desde hace muchísimos años, conocidos como los primeros tipos de cerradura y hoy en día poseen distintas variaciones de una misma función que dependiendo de nuestros gustos cada uno se adaptara a cada persona. Un tipo de candado que representa una gran variación en cuanto a la manera de trabajar un candado, son los candados de combinación.

¿Qué son los candados de combinación?

Primero que nada, expliquemos un poco de que se tratan estas herramientas tan particulares que son de gran ayuda para muchos. Como puedes deducir al leer su nombre, un candado de combinación es aquel diseñado para que su desbloqueo se realice por medio de la introducción de una contraseña por medio de varios discos numerados con los cuales al rotarlos se ajusta el mecanismo interno para de esta forma liberar la argolla es decir, abrir el candado.

Al contrario de los candados convencionales que funcionan con pernos, estos usan una placa con muesca y ranura.

Ventajas de los candados de combinación

La principal ventaja es que estos nos permiten elegir entre 10.000 posibles combinaciones para bloquear nuestro candado, de esta forma hacerlos muy difíciles de abrir en caso de no poseer una la contraseña, una ventaja contra ladrones ya que al no conocer la contraseña tienden a desistir y en caso de que insistan,  al poseer una contraseña que sea muy difícil de adivinar este tardara lo cual nos permitirá alcanzarlo en el momento del robo.

Al poseer un diseño y mecanismo a los candados convencionales, estos se pueden resistir a un diverso número de herramientas usadas para el forcejeo de candados, de esta forma quedan obsoletas. Un ejemplo de estas herramientas puede ser la ganzúa.

Pueden venir en distintos tamaños o con distintos números de cintas numeradas, de esta forma podremos escoger un candado que se ajuste a nuestras exigencias, ya sea que lo necesitemos para cosas pequeñas como pueden ser cajones o incluso bolsos y maletas, como cosas más grandes como pueden ser puertas, rejas o baúles.

Desventajas de los candados de combinación   

La principal desventaja se encuentra en que al ser un dispositivo que se abre por medio de una contraseña en caso de perder esta o haberla olvidado no podríamos usarlo o abrirlo de ninguna forma que no sea con la ayuda de un cerrajero 24 horas en Sants.

Al poseer más partes movibles poseen más posibilidades de desgaste en comparación a algunos otros candados, llegando a situaciones donde pueden atascarse resultando muy incómodo para su uso. Todo depende de los materiales con los que este elaborado.