Mujeres en Rojo. Blog de Carmen Montón Giménez - Blog de Carmen Montón Giménez

MISOGINIA LEGISLATIVA

Rajoy y Gallardón quieren que el aborto vuelva a ser delito y prohibir la libre decisión de las mujeres. Con la abolición de la ley de Salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, dejarán fuera al 90% de las mujeres que interrumpen su embarazo legalmente en España. Las condenarán a la clandestinidad y al aborto inseguro. A las restantes las obligarán a la humillación de intentar acogerse al “peligro para la salud psíquica” y pasar por un calvario de informes, trámites disuado ríos y periodos de reflexión para que un juez o unos médicos decidan por ellas y les den permiso.  Si te interesa, sigue leyendo…

NOS DESNUDAN A TODAS

 

El 16 de Octubre, una semana después que FEMEN manifestara en las tribunas del Congreso de los Diputados  su desacuerdo con Gallardón  y el Gobierno del PP por querer eliminar la vigente ley sobre salud sexual y reproductiva  y de la interrupción voluntaria del embarazo,   ha tenido lugar en el Congreso de los Diputados un episodio  impropio de una institución como el Parlamento y de una democracia como la española.

Una ciudadana sufrió la vejación de tener que quedarse en ropa interior, prácticamente desnuda, delante del personal que controla el acceso a la Tribuna de invitados del Congreso.

¿Qué hacía tan potencialmente peligrosa a esta persona para semejante trato? ¿Ser profesora de derecho Constitucional, ser invitada del grupo socialista, ser mujer y además declarada feminista?

Da lo mismo, a efectos de la dignidad personal es intolerable el trato al que fue sometida. Un trato vejatorio y que se agrava si se le añade la discriminación o por género o por el grupo político, por cuanto junto a nuestra invitada accedía a la Tribuna un hombre, invitado por otro grupo parlamentario, el cual no fue ni obligado a desnudarse ni se sometió, más que a los controles rutinarios de verificación de identidad y depósito de objetos.

Hemos mostrando nuestra protesta y exigido una explicación al Presidente de la Cámara y ya se ha abierto una investigación sobre el hecho concreto.

En el Congreso de los Diputados reside la soberanía nacional; las y los diputados somos representantes de todos los españoles y españolas, y dicha vejación discriminatoria es un atentado a todos y a todas. El Presidente del Congreso debe  romper la burbuja blindada en la que el PP está convirtiendo esta institución democrática. Exigimos una explicación, responsabilidades y  una disculpa, pues al desnudar a Mar Esquembre nos desnudaron a todas. No podemos, ni  vamos a permitir que quede impune. Actuaciones donde se presupone que una persona por el hecho de ser mujer y feminista es sospechosa de generar un incidente es del todo rechazable, las listas negras y los archivos de personas potencialmente peligrosas son cosas de otro tiempo. Es necesaria una reacción y regeneración  democrática que ponga fin a  esta psicosis contra las personas y que devuelva la credibilidad a las instituciones.

RESPONSABILIDAD!!!

RESPONSABILIDAD!!! El último asesinato machista de una mujer, ayer en Paiporta (Valencia) pone en evidencia que es el momento de hacer más y no menos en la lucha contra la violencia de género. El relato de los hechos es que la mujer había denunciado, sin embargo los tribunales no vieron motivos para seguir adelante con la causa. También acudió a la oficina de atención de la víctima. El resultado fue que terminó “perdonando” al agresor y posteriormente fue asesinada. Hoy la Delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Sánchez de León, ante esta situación propone a las víctimas de violencia de género que “hagan cursos de defensa personal”, que “en algunas semanas la policía nacional impartiría las clases”.

Aunque la defensa personal puede dar mayor confianza a quien la práctica, es un mensaje muy peligroso y tramposo. Pues es una forma de desplazar al ámbito de lo privado lo que debería estar garantizado por lo público. Está diciendo a las mujeres que se defiendan en solitario, que su integridad depende de su capacidad de autodefensa, a la vez que parece un intento de eludir la asunción de la responsabilidad de los gobiernos y de las Instituciones en la protección de las mujeres víctimas de violencia de género. El Gobierno y la Delegada del Gobierno debe entender la necesidad de no bajar la guardia en la lucha contra la violencia machista y reforzar la protección de las mujeres. En vez de eso están desmantelando la red de protección y asistencia existente, con el recorte del presupuesto en la lucha contra la violencia de género, más de un 28% -8,5 millones de euros menos- desde que Rajoy llegó al poder, el cierre de casas de acogida, una menor dotación para la asistencia social de víctimas y sus hijos, no fomentando la formación del cuerpo judicial y policial y con la reforma de la Ley de Administraciones Locales que pone en peligro los servicios sociales de los Ayuntamientos, que son la primera instancia de ayuda a las mujeres. Todo esto significa poner en riesgo la vida de muchas mujeres. Este año ya se suman 38 asesinatos. No estamos ni para ocurrencias, ni para recortes.

LAS MENTIRAS DE GALLARDÓN

Hoy a pesar de las goteras de unas obras interminables que mantienen al Congreso de los Diputados y a sus ocupantes rodeados por andamios y vallas, hemos celebrado la primera sesión de control del curso político.
Gallardón vuelve a atacar a las mujeres, amenazando con recortar nuestra libertad y victimizándonos. Dice que en Octubre estará presentada la contrarreforma de la ley que suprimirá la vigente de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo, y con ella las mujeres en España perderán el derecho a decidir sobre su propia maternidad. Eso sí, nos da a entender que es por nuestro propio bien. Para protegernos.
Hoy Gallardón, bajando el nivel tanto que lleva el debate al absurdo y a la mentira, en una tomadura de pelo insolvente e insoportable apela a motivos ideológicos históricos, como excusa para legitimar este retroceso, sin precedentes en nuestra democracia, de los derechos de las mujeres.
Intenta que alguien se crea que esa derecha rancia y moralista que él abandera es la verdadera defensora de los derechos y libertades de las mujeres. Sin empacho ni rubor dice que el Partido Socialista votó en contra del sufragio femenino en la Segunda República. Dice mirando a la bancada socialista y buscando un paralelismo histórico: “Señorías no se equivoquen como se equivocaron hace ochenta años. Porque esa es su historia”. “Les quisieron negar el voto a las mujeres” ”Su historia les puso en contra del voto de las mujeres y hoy les pone en contra de la defensa de los derechos de la mujer” (dando como derechos de las mujeres que dejemos de decidir sobre nuestro embarazo como pretende legislar este Otoño)
¿De qué archivos o fuentes bibliográficas el Ministro Gallardón, ese señor que a sus ojos es tan culto e intelectual, ha obtenido los datos de que el partido Socialista en la Segunda República votó en contra del sufragio femenino?
Todos y todas sabemos que es una completa mentira. Que en el 1931 los socialistas apoyaron el sufragio femenino. La votación fue 161 votos a favor (entre los que se encontraban 83 votos socialistas) y 121 en contra. Sin el Partido Socialista no hubiera sido posible.
Gallardón ha perdido la razón y también los papeles y cree que va hacer que las mujeres españolas perdamos la memoria. Pues no, Rajoy, el propio Gallardón, su padre y el Partido Popular en general, representan a esa derecha que ha torpedeado históricamente los derechos y libertades de las mujeres. Y no hace falta irse a recordar tiempos de la Segunda República o la Dictadura que la truncó, podemos hacer memoria mucho más cercana y recordar como estuvieron en contra de la ley del divorcio, de las leyes de aborto (la del Gobierno de Felipe González y la de Zapatero) de la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo o de la ley de Igualdad.
No vamos a olvidar, no nos vamos a dejar engañar y sobre todo no nos vamos a dejar pisotear por una derecha reaccionaria.
En la igualdad y en los derechos de las mujeres ni un paso atrás!