Nº3 La seguridad personal es uno los derechos humanos

¿Quién garantiza el derecho a la seguridad?

declaración de los derechos humanos

La seguridad es un materia de derechos humanos que se escapa de las manos,muy probablemente porque somos muchos en el planeta tierra y es difícil de controlar a tanta gente. Lo cierto es que la seguridad es una materia delicada pues si bien se hacen esfuerzos para que uno se sienta seguro,siempre está latente el peligro; en unos lugares más que en otros.

La seguridad es algo complejo pues de deben garantizar muchas cosas para que los miembros de una sociedad no se vean envueltos en actos delictivos que incurran en la violación del derecho.

Por ejemplo, la situación del empleo, la marginalidad, el acceso a los servicios básicos va a determinar que exista mayor o menor delincuencia y eso se debe a que, en el caso de que se viva una mala situación, las necesidades de las personas no quedan satisfechas y reina el instinto de supervivencia.

Si, es así de sencillo, si la gente no tiene como suplir sus necesidades por una vía legal y en armonía con los derechos del resto de las personas re devuelve a sus orígenes y toma las cosas por la fuerza, claro está, no podemos decir que ese sea el caso de todo el mundo pues influye también el aspecto social como la educación e incluso el vicio.

La verdad es que garantizar que no te va a robar es una falacia, eso no lo garantiza nadie, a lo mucho se puede garantizar de que habrá una supervisión constante para que los indices de delincuencia no se disparen.

La seguridad de su casa, por ejemplo, la garantiza usted y depende de los sistemas de seguridad que instale de acuerdo con las recomendaciones que le hayan hecho cerrajeros en Viladecans entendido en el tema, e incluso en ese caso no hay garantía de nada.

En la casa y en la calle pasa lo mismo, se toman preventivos para evitar que las probabilidades de robo se incrementen, pero no significa que porque haya una patrulla de la policía en la casa o porque usted tenga una cerradura en su casa, el ladrón va a dejar de intentar atacarle.

Creo que el origen del problema es que el que roba ya no teme a las consecuencia de sus actos, después de todo ellos también tiene derechos que nos puede ser vulnerados aún y cuando ellos han vulnerado el derecho de los otros.

No diré que vivimos en una sociedad anarquíca en donde cada quien hace lo que le da la haga sin medir las consecuencias, pero si debo decir que, visto desde el todo, nuestra sociedad parece caótica y viciada de muchos delitos, aunque eso, aún, no ha interferido con el correcto funcionamiento de nuestra vida y es por eso que aun mas hoy se debe dar protagonismo y reforzar esos derechos que hacen que esto no sea una jungla.

La seguridad es garantizada por cada uno de nosotros, de hecho, no le dejaría esa responsabilidad, después de todo al que más le interesa que esté seguro es a mi mismo.

En este interesante vídeo puedes ver una representación real de estos derechos: